Español | Italiano | Francais | English Archivo Multimedia Glosario Anterior 1 de 1 Siguiente



Su Orientación a la Actividad Aérea

Chavez volando en un FarmanEn las postrimerías del Siglo XIX y albores del Siglo XX, las actividades aerostáticas en globos libres y dirigibles estuvieron acompañadas con la de construcción y vuelo de planeadores. Otto Lilienthal, ingeniero alemán, fue el primero que estudió el vuelo a vela. En 1889 comienza a hacer experimentos de vuelo planeado y en 1890 tuvo lugar el primer ensayo de este tipo y en 1891 realiza los primeros vuelos. Posteriormente en 1895 decide aumentar la superficie alar a sus aparatos de 16 a 24 metros para así darle una mayor sustentación y empieza la construcción de biplanos, pero estos trabajos se ven truncados en razón de que Lilienthal muere al año siguiente después de sufrir un accidente en uno de sus vuelos. Los hermanos Wilbur y Orville Wright, fabricantes norteamericanos de bicicletas, se dedicaron a hacer diferentes planeadores con los que realizaron cerca de un millar de vuelos. En 1902, con la experiencia obtenida, deciden empezar la construcción de un motor, el mismo que instalan en uno de los planeadores, iniciando las pruebas en 1903. En la primera prueba los hermanos Wright no logran tener éxito; esta fue realizada en Carolina del Norte, en Kitty Hawk cerca de Norfolk, el 14 de Diciembre de 1903 empleando su aparato, el Flyer 8, que era un biplano con un motor de dos hélices. Tres días después, el 17 de Diciembre de 1903, el biplano Flyer 8 llega a despegar con Orville Wright en los controles del mismo, logrando solamente 12 segundos de vuelo. Ese mismo día Wilbur Wright, utilizando el mismo aparato, consigue hacer un vuelo de escasos 59 segundos sobre una distancia de 260 metros. En 1905 los hermanos Wright logran realizar un vuelo de casi 40 kilómetros de distancia a unos 30 metros del suelo con su biplano Flyer 8.

Otro gran inventor, constructor y aviador, que pasó muchos años de su vida como adulto en Francia, contribuyendo en gran medida con la naciente aviación fue Alberto Santos Dumont, nacido en Brasil el 20 de Julio de 1873. El construyó y voló los primeros globos dirigibles demostrando que los vuelos podían ser controlados a discreción por parte del aviador. El 19 de Octubre de 1900, en París, logró ganar el premio “Deutsch de la Muerthe” realizando un vuelo alrededor de la Torre Eiffel, convirtiendose con ello en la persona mas famosa del mundo de comienzos del Siglo XX. Santos Dumont construyó también un avión de ala fija al cual, con su ingenio, le incorporó un motor y fue así que el 23 de Octubre de 1906, en París, hizo con ese aparato su primer vuelo oficial en Europa, el mismo que fue reconocido. Este vuelo tuvo la particularidad que, después del despegue, realizó un desplazamiento controlado del aparato en pleno vuelo para luego proceder a efectuar un aterrizaje sin problema alguno. El avión con el que Santos Dumont hizo este vuelo había sido denominado como “14-bis” o “Bird of Prey” (Pájaro de Presa). Desde ese entonces en Brasil se le conoce a Santos Dumont como “El Padre de la Aviación”. Este vuelo de Santos Dumont y el vuelo efectuado por los hermanos Wright aún se mantiene como un tema de controversia, ya que ambos son acreditados como los primeros en haberlo realizado. Este asunto no será motivo de análisis en el presente libro.

Estos y otros acontecimientos, producidos en los albores de la aviación, despertó en muchos el deseo y el entusiamo por el vuelo y la fabricación de aeroplanos. En Europa se inició la formación de pilotos y la realización de competencias de distancia, permanencia en el aire, velocidad y altura. Entre los nombres que inicialmente salieron a relucir estan, los de Gabriel Voisin, Louis Bleriot, Henri Farman y Hubert Latham. El 13 de Enero de 1908 Henri Farman, al comando de un avión Voisin modificado, después de despegar voló una distancia de un kilómetro retornando al lugar de partida y aterrizando sin problema. El 25 de Julio de 1909, Louis Bleriot, nacido en Francia, fabricante de aviones y aviador, produjo un monoplano Bleriot XI propulsado por un motor Anzani de 25 HP, con el que realizó el cruce del Canal de la Mancha desde Caláis, Francia a Dover, Inglaterra. La travesía fue realizada a escasos metros sobre el agua, hecho que fue catalogado como una gran proeza y cuya noticia se difundió por todo el mundo.

Estos acontecimientos vinculados a la actividad aeronáutica, eran publicados en los diarios a grandes titulares ocupando las primeras planas y también se convertían en motivo de comentarios en las diferentes esferas del mundo social de ese entonces. Debido a que muchos de ellos se habían gestado y realizado en Europa, fueron interesando e inquietando al joven e intrepido Jorge Chávez, quien era amante también de las actividades deportivas, para ver de incursionar en esta nueva dimensión, que empezaba a desarrollarse con gran rapidez y gran proyección a inicios del Siglo XX.

Poster ReimsEn 1909, Jorge Chávez, ya convertido en profesional, con su título de Ingeniero obtenido en la Ecole d’Electricité et Mécanique Violet de París, Francia y sintiendo una gran atracción por el arte del vuelo, asistió en Reims, que es la capital de la Región Champagne de Francia, al este de París, a la denominada “Gran Semana de la Aviación de la Champagne,” la que se realizó del 19 al 22 de Agosto de 1909. Durante su permanencia en Reims conoció y estableció amistad con el reconocido aviador francés Louis Paulhan, que tenía la Licencia de Piloto No.10, quien ya había participado en muchas competencias aéreas y que antes de ser piloto de avión lo habia sido de Globo Aerostático durante su servicio militar.

En las conversaciones que sostuvieron durante los días de la competencia, salió a relucir que Chávez era ingeniero, buen deportista, aficionado a los automóviles con conocimiento de motores y mecánica, con gran atracción por los aeroplanos. Paulhan apreció que el joven ingeniero reunía las cualidades ideales para ser aviador y cuando estaba por proponerle que se uniera a su equipo, Chávez, adelantándose, se lo pidió, ya que tenía el deseo de incursionar en ésta actividad e ir familiarizandose con los aeroplanos.

Louis Paulhan aceptó, de muy buen agrado, lo solicitado por el joven Chávez y éste ingresó a trabajar con él, acompañandolo en los recorridos que hacía para presentarse en los diferentes lugares donde se realizaban las competencias aéreas. Posteriormente, cuando Louis Paulhan se asoció con Henri Farman, Jorge Chávez se fue con él. Esto le permitió ingresar a la Escuela de vuelos Farman, en Mourmelon le Grand, en la condición de piloto alumno, para los cual tuvo que firmar un contrato que lo obligaba a adquirir un avión diseñado y costruído por la Compañía Farman y además participar, por un tiempo determinado, en las competencias aéreas con ese tipo de aeroplano.

Chavez en un avion VoisinEl 5 de febrero de 1910, el peruano Jorge Chávez levantó vuelo por primera vez al mando de un avión biplano Voisin en la Escuela Farman. Su deseo de hacerse al aire se había concretado, volar era ya una realidad para él. Ahora, en la vida de Jorge Chávez se daba inicio a una luminosa trayectoria, corta en tiempo pero inmensa en Gloria, la cual se proyectaría mas allá de su muerte, ocupando un lugar de gran trascendencia e importancia en la historia de la aviación mundial y que llenaría de orgullo a todos los peruanos. Luego de su primer vuelo, el 10 de febrero de 1910, realiza por el aire un recorrido de 10 kilómetros en 10 minutos a un promedio de velocidad de 60 kilómetros por hora y el 15 de Febrero de 1910, recibe la Licencia Internacional de Piloto No.32. Posteriormente, el 28 de febrero del mismo año, realiza un vuelo de 1 hora con 47 minutos para completar el circuito: Mourmelon-Louverly-Bouy-Mourmelon, en la Región de Champagne, al noreste de Francia. El 2 de Marzo de 1910 se eleva hasta alcanzar los 510 metros de altura, emulando a los dos grandes pilotos del momento: Hubert Latham y Louis Paulhan.

El aviador Louis Paulhan, amigo de Chávez, no se equivocó cuando lo conoció en Reims, ya que los pasos rápidos y exitosos que venía dando el joven aviador peruano en esta nueva actividad, le estaba dando la razón.

Jorge Chávez, con la poca experiencia ganada como piloto, pero sintiendose capaz y seguro en la actividad aérea que había emprendido, decidió participar en las competencias aéreas que se venían organizando, las mismas que habían despertado una gran expectativa en el público que asistía a ellas y cuya difusión en la prensa escrita era muy amplia. En estos eventos se programaban diferentes tipos de competencias, entre las que figuraban las de: distancia, velocidad, permanencia en el aire y altura. Jorge Chávez inició su participación inscribiéndose en la competencia de Biarritz, en el suroeste de Francia; siguió con la de Niza, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul de Francia; y continuó su participación en la Semana de Tours, en el centro de Francia; en la Gran Semana Lyonnaise, en Lyon, al este de Francia; en la de Verona, al norte de Italia; en la de Budapest, en Hungría; en la de Rouen, al noroeste de Francia; en la Gran Semana de Champagne, al noreste de Francia; en la de Blackpool, en Inglaterra y en la de Lanark, en Escocia, todas las cuales se realizaron entre el 28 de Marzo de 1910 y el 13 de Agosto del mismo año, lo que hizo un total de 94 días de competencias, en practicamente cinco meses de actividad aérea desde que se inició en ellas. En estas presentaciones aéreas, la figura del joven Chávez destacó notablemente y los periodístas sacaron a relucir importantes comentarios en los diarios de mayor circulación de ese entonces, haciendo resaltar los triunfos obtenidos y los magníficos puestos alcanzados en relación con los pilotos veteranos que fueron sus contendores.

También es digno de destacar que otro aviador peruano, Juan Bielovucic, nacido en Lima el 30 de Julio de 1889, culminó su aprendizaje como piloto en la escuela de los hermanos Gabriel y Carlos Voisin que habían instalado en Reims, rindiendo sus pruebas el 10 de Junio de 1910 y obteniendo el brevete No. 87. Juan Bielovucic se orientó a las competencias de distancia, realizando un vuelo extraordinario, el 27 de Agosto de 1910, de Issy a París dando la vuelta a la torre Eiffel, regresando luego al punto de partida. Después ello realizó vuelos de Chateau a Angouleme en tiempo récord de menos de 2 horas, y de Angouleme a Bourdeos en sólo 1 hora con 46 minutos, hazañas magníficas para los aeroplanos de aquella época. Chávez por su parte se orientó principalmente a las competencias de altura, ya que sentía gran pasión por ellas.

Competencias aéreas

A continuación, mencionaremos algunos aspectos principales de las competencias aéreas en las que participó el aviador peruano Jorge Chávez, luego de obtenida su licencia de piloto:

La competencia aérea de Biarritz se realizó del 28 de Marzo al 4 de Abril de 1910 en Biarritz, que se sitúa en el suroeste de Francia en el departamento de los Pirineos Atlánticos, en la Costa Vasca y no lejos de la frontera con España. Chávez participó por primera vez en una competencia aérea y lo hizo con el avión biplano Voisin. Su debut fue realizado al lado de connotados aviadores de la época, entre los que se encontraban: Alfred Leblanc, Louis Bleriot, Arthur Duray y Burgeat. A esta competencia asistió el rey Eduardo VII de Inglaterra. El avión Voisin de Chávez presentó problemas técnicos, lo cual originó un retrazo en su presentación. Recién el día 2 de abril se hizo presente y realizó un vuelo de aproximadamente 45 minutos alcanzando una altura de 300 metros y recorriendo 45 kilómetros haciendose acreedor a un premio de 6,000 Francos. La presentación del joven Chávez despertó la admiración y el entusiasmo de los asistentes al evento aéreo.

Chavez saliendo ileso de un accidente La competencia aérea de Niza se realizó del 10 al 25 de Abril de 1910 en Niza, comuna francesa situada en el Departamento de los Alpes Marítimos. Jorge Chávez se hizo presente con su avión biplano Farman. Compitió con los aviadores: Michel Effimoff, Van den Born, Rene Metrot y Hubert Lathan. La competencia recién pudo iniciarse el 15 de Abril por las malas condiciones meteorológicas existentes en los cinco primeros días, presentandose vientos de mucha intensidad que impedían o dificultaban el vuelo de las frágiles aeronaves de ese entonces.

Video: Jorge Chávez volando en un avión Farman.

En el primer día, Jorge Chávez logró el segundo lugar en vuelo de distancia, totalizando los 105 kilómetros, luego, en el segundo día, él quedó tercero en el vuelo de distancia, totalizando 22 kilómetros. Durante el desarrollo del tercer día quedó segundo en el circuíto a la pista, sufriendo un accidente al tener que aterrizar en la orilla de la playa por quedarse sin combustible debido a la lucha que realizó contra los fuertes vientos que soplaban en el área. En el aterrizaje forzoso resultó ileso. En el séptimo día participó nuevamente con su avión Farman, que había sido reparado recientemente y que no había tenido el tiempo suficiente para probarlo, antes de hacerse al aire nuevamente. El apuro con el avión se debía a que ese día era de mucha importancia para Chávez, porque estaba programada la prueba de altura en donde él tenía gran interés por participar y lograr una buena actuación. La lucha que entabló contra su contendor, el aviador Hubert Lathan fue muy dura y reñida, que causó gran interés en el público asistente.

Al final Chávez quedó en segundo lugar al haber llegado a los 644 metros de altura, a sólo 12 metros del primero, que lo obtuvo el aviador Lathan. Esto generó un gran reconocimiento del público por la magnífica actuación de Jorge Chávez y también fué motivo de una gran demostración de desprendimiento y camaradería por parte del aviador Hubert Lathan, quien bajandose de su avión Bleriot, se acercó a Chávez, que se encontraba muy calmado junto a su biplano Farman, estrechó a éste su mano y le expresó lo siguiente: “quiero que sepa que en esta prueba no ha habido ganador, ni perdedor, porque doce metros de diferencia a semejante altura, es despreciable”. Esta acción, realizada por el aviador Lathan, fue muy reconocida y apreciada por el joven Chávez, quien en esos momentos solamente tenía dos meses de piloto, frente a su oponente que llevaba ya 16 meses en esa actividad. En el octavo día de competencia, Chávez participó en la prueba de vuelo de distancia, quedando tercero al alcanzar 81 kilómetros. El noveno día él participó en la prueba de velocidad quedando en sexto lugar, con un tiempo de 20 minutos con 25 segundos para los 24 kilómetros de recorrido. El décimo día, Chávez participó en la competencia de distancia quedando tercero con 27 kilómetros. Chávez recibió cómo premio 15,000 Francos por haber obtenido el segundo lugar en la prueba de altura. Aquí es bueno hacer notar que el joven Chávez solo contaba con dos meses de piloto brevetado y ya estaba compitiendo con pilotos de mayor experiencia en el aire y ocupando un lugar de importancia entre ellos.

La competencia aérea Semana de Tours en el centro de Francia, fue programada del 30 de Abril al 5 de Mayo de 1910. Chávez participó con el avión biplano Farman. Las condiciones meteorológicas fueron muy malas, con lluvias e inclusive tormenta. Solamente el cuarto día fue bueno para la realización de los vuelos. La competencia se realizó sobre el campo y Chávez quedó segundo con 147 kilómetros después de Dikson que alcanzó los 226 km, dejando en tercer puesto a Rene Metrot con 93 kilómetros. El premio logrado por el peruano Chávez por la obtención del segundo puesto fue de 9,000 Francos.

La competencia aérea La Gran Semana Lyonnaise en Lyon, ciudad entre París y Marseille, fue programada del 7 al 15 de Mayo de 1910. Chávez se presentó a participar con un avión biplano Farman. Se enfrentó a aviadores de experiencia como Hubert Lathan, Van den Born, Rene Metrot, Hauviette Michelin, Legagneaux y Louis Paulhan. Las condiciones meteorológicas fueron muy desfavorables y en la competencia se registraron muchos accidentes con aeronaves destruídas o seriamente dañadas y el saldo de un piloto herido, Rene Metrot, y otro lamentablemente fallecido, Hauvette Michelin, quien enlutó la competencia en la tarde del séptimo día. El resultado final arrojó para Chávez una clasificación oficial que en premios acumuló 30,000 Francos y que originó excelentes comentarios entre el público asistente y los hombres de prensa, quienes destacaron la audacia del joven aviador en cada uno de sus vuelos, principalmente en los de altura, en donde alcanzó el segundo puesto, registrando una marca de 450 metros. Tambíen tuvo tres terceros puestos, uno en la competencia de permanencia en el aire, en donde totalizó 5 horas con 17 minutos, otro en la competencia de velocidad, alcanzando los 93.5 kilómetros por hora y por último, otro en la competencia de distancia en donde recorrió 41 kilómetros. El joven aviador peruano logró su clasificación en todas las pruebas con su avión biplano Farman. Esto hacía ver las excelentes cualidades de aviador que él tenía.

Chavez efectuando ajustes en su avionLa competencia aérea de Verona, al norte de Italia, se llevó a efecto del 22 al 29 de Mayo de 1910. En esta competencia, en la cual participaban pilotos como Henri Farman, Louis Bleriot, Antoinette, Arthur Duray y Jorge Chávez, entre otros, se registró un hecho que pudo resultar en una tragedia. Durante la realización de la prueba de distancia el avión con Arthur Duray como piloto emprendió la carrera para el despegue y cuando se encontraba a unos 50 kilómetros por hora, el piloto perdió el control de la máquina y cuando intentó apagar el motor fue arrojado de su asiento y fue a parar al suelo, en momentos que el avión iniciaba un giro sin control, causandole heridas de seriedad a Duray. El avión, ya sin piloto en la cabina de mandos, siguió su carrera descontrolada desplazandose en giros. Chávez al ver ésta situación y consciente que esto podría originar una tragedia mayor, corrió hacia la máquina y, con agilidad asombrosa, saltó a ella aferrandose como pudo, hasta llegar a cerrar la llave de encendido y controlar el aparato, eliminando con ello la amenaza al público asistente. Esta acción del peruano Jorge Chávez, considerada como valerosa, fue reconocida por los participantes y también por el público, que en gran cantidad había asistido a la competencia. Por su parte el aviador Arthur Duray sufrió graves heridas que lo alejaron de la actividad aérea en la función de piloto. Este hecho de gran valentía demostrado por Jorge Chávez, marcó el punto de partida de una gran amistad entre Duray y Chávez, e incluso hizo que Duray se convirtiera en el futuro manager, consejero y mecánico de Chávez, en las otras competencia en las que tomó parte e incluso para la hazaña del cruce de los Alpes.

La competencia aérea de Budapest, Hungría, se programó del 5 al 15 de Junio de 1910. Chávez tomó parte con su avión biplano Farman. Las malas condiciones meteorológicas afectaron la realización del programa. Chávez alcanzó un cuarto puesto en la competencia de altura logrando la marca de 442 metros superando a Louis Wagner y a Michel Effimoff.

La competencia aérea de Rouen, histórica ciudad capital de Normandie en el noroeste de Francia, se programó del 19 al 26 de Junio de 1910. Chávez se hizo presente y participó con su avión biplano Farman y en la competencia de altura alcanzó el segundo puesto al lograr la marca de los 496 metros, mientras que el primer puesto lo ocupó León Morane, con la marca de 521 metros haciéndolo en un avión monoplano Bleriot. Chávez al terminar la prueba concluyó que no pudo ganarle a Morane, que lo hacía en un monoplano Bleriot, porque el avión biplano Farman con el que venía volando, ya no le permitía llegar a mayor altura, debido a que el biplano no estaba diseñado para ello. Lo que necesitaba ahora era un avión monoplano y como el contrato que tenía con Henri Farman, de volar los aviones de su producción, había finalizado, decidió adquirir un avión monoplano, no sin antes pedirle prestado al aviador Leblanc su Bleriot y realizar unos vuelos en él. Después de ello y confirmar las bondades que esa máquina ofrecía, procedió a la adquisicón de un monoplano Bleriot.

La competencia aérea “La Gran Semana de Champagne”, que es una histórica provincia en el noreste de Francia, se programó del 3 al 10 de Julio de 1910. En ésta oportunidad Chávez participó en el monoplano Bleriot que recientemente había adquirido y con él ocupó el primer puesto en la competencia de altura, con la marca de 1,150 metros, asombrando al público asistente y a los expertos de la época. Aquí, Chávez dejó apreciar sus condiciones de excelente aviador y también él confirmó que el biplano no era el diseño aparente y adecuado para la realización de los vuelos de altura, fue así que él se mostró felíz y satisfecho con el monoplano Bleriot que había adquirido y llegó a decir estas palabras: “Por fin he encontrado el ascensor para escalar al cielo como quiero hacerlo”.

La competencia aérea de Blackpool, ciudad al noroeste de Inglaterra bañada por el mar de Irlanda, se programó para ser realizada del 28 de Julio al 8 de Agosto de 1910. Chávez nuevamente tomó parte en ésta competencia aérea y lo hizo con su monoplano Bleriot y con él se dedicó a los vuelos de altura. El día 3 de Agosto, llegó a los 1,647 metros de altura, haciendose acreedor al primer lugar, venciendo a los otros competidores: Douglas Graham, Claude G.White, Tetard y J. Armstrong Drexel. Además de éste extraordinario primer puesto, Chávez también había logrado batir su propia marca de 1,150 metros que realizó en la competencia de Champagne, con la que también había obtenido el primer lugar. Aquí es bueno hacer notar que Chávez recibió como regalo, por el primer puesto en el vuelo de altura, una fosforera de oro con la inscripción del triunfo obtenido. Esta fosforera llegó a poder del aviador y presidente de la Academia de Historia Aeronáutica del Perú Gastón Garreaud Dapello en uno de sus viajes que realizó a Domodossola y lo denominó el Pasaporte de Oro de Chávez, ya que éste lo llevó en el vuelo que unió por primera vez Suiza con Italia por la vía aérea al cruzar los Alpes el 23 de septiembre de 1910.

La competencia aérea de Lanark, pequeño pueblo ubicado en el cinturón central de Escocia, se había programado del 6 al 13 de Agosto de 1910, por lo que Chávez de Blackpool, en Inglaterra, se desplazó rapidamente hacia Lanark y el día 8 de Agosto participó en la competencia de altura con su monoplano Bleriot, en donde se clasificó segundo habiendo alcanzado la marca de 1,575 metros.

Como hemos podido apreciar, al revisar cada una de las competencias en las que tomó parte Jorge Chávez, su desempeño como aviador fue muy bueno, alcanzando magníficas marcas y obteniendo muy buenos puestos, que fueron objeto de premios económicos muy importantes y ademas de un amplio reconocimiento por parte de camaradas del aire, de la opinión pública y de la prensa local e internacional.

Chávez, después de haber realizado su última competencia en Lanark, Escocia, decidió cancelar otros compromisos que tenía previsto, para dedicarse a la realización de vuelos de altura debido a que éste tipo de actividad aérea sería muy necesaria para poder hacer frente al gran reto del cruce de los Alpes. Aquí hay que tener en cuenta que el peruano Jorge Chávez ya había tenido conocimiento que se encontraba en gestación una competencia, que involucraba el cruce de los imponentes Alpes, en una travesía entre Briga, Suiza a Milán, Italia, la cual venía siendo preparada por parte de Arturo Mercanti, quien era organizador y animador de este tipo de certámenes aéreos, haciéndolo en representación del Aero Club de Milán, Italia.

Resumen: Actividad aérea realizada por el Ingeniero y Aviador Peruano Jorge Chávez Dartnell

Archivo Multimedia: Actividad Aérea

   
  Anterior 1 de 1 Siguiente