Español | Italiano | Francais | English Archivo Multimedia Glosario Anterior 2 de 7 Siguiente



La Travesía de los Alpes: El Bleriot XI

Bleriot XIVeamos como era el avión Bleriot XI que adquirió Jorge Chávez, que características tenía y que modificaciones le hizo.
El avión Bleriot XI era un monoplano, monomotor, monoplaza, con la estructura del fuselaje de listones de madera, con entelado parcial del mismo. El fuselaje llevaba cables fabricados con cuerdas de piano de 1.5 mm. Las armazones de las alas y los planos del empenaje de cola eran también de madera, recubiertos mediante trabajos de entelado. Tenía dos tanques de bronce para el combustible, los cuales estaban instalados en la parte delantera del fuselaje ubicados sobre las piernas del piloto.

El patin de cola del Bleriot XIEl tren de aterrizaje delantero estaba conformado por dos ruedas similares a las usadas en las bicicletas, contando con amortiguadores y ademas tenía otra rueda en la parte posterior e inferior del fuselaje, que actuaba cómo patín de cola. Chávez hizo que la rueda de patín de cola fuera removida y en su lugar se colocaran dos aparejos curvos en forma de “U” y entrelazados, los que fueron fijados en la parte inferior y trasera del fuselaje y ubicados delante de los planos de cola.

Este conjunto fue diseñado por Chávez a fin de que le permitiera aterrizajes mas cortos y en pendientes, al actuar estos cómo freno, aminorando así la marcha al entrar en contacto con el terreno, ya que en ese entonces las ruedas delanteras carecían de sistema de frenado.

 

 

Bleriot XI

El Bleriot XI disponía, delante de la cabina donde se ubicaba el piloto, de una armazón, tipo castillo con dos bases en forma triangular unidas en los vértices superiores por una barra, desde donde partían tensores hasta las alas. En la parte inferior del fuselaje, bajo la ubicación del asiento del piloto, disponía de otro pequeño castillo, tipo cono invertido, con tensores que fijaban las alas por la parte inferior. Los tensores de ambos castillos eran cuerdas de piano de 2 a 2.5 mm y para la parte delantera de 3 mm. La palanca de mandos, al moverla a los lados, generaba tensión en los cables hacia las alas y le producía la torsión necesaria para efectuar los virajes tanto a la izquierda como a la derecha ya que el aeroplano no disponía de alerones. Esa misma palanca, accionandola hacia atrás o hacia adelante desplazaban unos cables de 2.5 mm que movían los planos de profundidad en el empenaje de cola, ya sea para subir o para bajar. Los pedales accionaban el timón de dirección en el empenaje de cola.

Motor del BleriotEl motor propulsor del monoplano Bleriot XI era un Gnome Omega de 50 HP, radial rotativo de 7 cilindros, lubricado con aceite de castor, cuyo tanque estaba próximo a él. La refrigeración del motor se producía por el aire de impacto. Este motor accionaba una hélice de madera de dos palas, que producía la tracción girando en un rango de 200 a 1,250 revoluciones, las mismas que eran registradas en el tacómetro. Para vuelos de altura y a fin de disminuír la posibilidad de formación de hielo en los vuelos en altura, los conductos de aceite del motor fueron recubiertos con unas envolturas conteniendo amianto y lana diseñadas por Chávez.

Para el registro de la altura en vuelo, teniendo en cuenta que aún no se había inventado el altímetro, se disponía de un barómetro portátil, que era una pequeña y liviana caja de aluminio con tapa de vidrio, que contenía en su interior un sistema de relojería cuyo funcionamiento era a cuerda, el mismo que actuaba sobre un cilindro en donde se enrollaba un papel milimetrado que procedía de una bobina paralela. Un aneroide articulaba el mecanismo de un sensible y muy delicado puntero, que en su extremo llevaba una plumilla con un diminuto reservorio para tinta especial, que al paso del papel registraba gráficamente las variaciones de la presión milibárica, indicando condiciones de ascenso o descenso, lo que permitía descifrar la altitud a la que se encontraba o a la que había llegado.

Chavez con su traje de vueloDisponía también de una brújula y un tacómetro. No tenía ningún otro tipo de instrumento para el control de la actitud del avión. El control del mismo era solo por contacto visual del piloto y la navegación se hacía por estima.

La cabina no tenía ninguna cubierta protectora para el piloto, tampoco tenía parabrisa, lo cual obligaba al piloto a utilizar anteojos de vuelo y ropa apropiada de abrigo, ya que durante el vuelo recibía el impacto directo del viento en el torso y la cabeza. Para ello Chávez había encargado un traje especial de vuelo forrado con papel chino por dentro y con seda impermeable por fuera, con gran cantidad de amianto entre ambos forros que le proporcionaba una buena protección contra el frío. En el interior de la cabina solo había un asiento ligero de madera y mimbre que no tenía correas de seguridad para mantener al piloto asegurado al mismo durante el vuelo. También se encontraba la palanca de mandos, la cual disponía, en la parte superior, de un pequeño volante. El control del acelerador de motor estaba en la cabina y la brújula estaba ubicada a un lado de lo que sería el panel central. El tacómetro, que Chávez hizo instalar en el Bleriot, se encontraba en la parte superior izquierda de la cabina y el telar de mapas en la parte central superior de la misma, cercana a la brújula. La caja del barómetro se colgaba al cuello del piloto mediante correas. El barómetro era realmente un equipo usado por geógrafos que Chávez se lo había adaptado para portarlo de esa manera en sus vuelos.

Las Dimensiones, peso y características de vuelo del Bleriot XI eran las siguientes:

  • Envergadura 7.20 metros
  • Cuerda 2.05 metros
  • Longitud 8 metros
  • Altura 2.55 metros
  • Area de sustentación 14 metros cuadrados
  • Peso del aeroplano sin motor 158 kg.
  • Peso del motor Gnome 50 HP: 110 kg.
  • Carga 144 kg
  • Peso total: 412 kg.
  • Velocidad mínima 50/55 km/h
  • Velocidad máxima 90 km/h.
  • Revoluciones de la hélice de 200 a 1,250
  • Altitud máxima: 4,000 metros.

Como se ha podido apreciar, así de rudimentarios y simples, como el Bleriot XI, eran los aeroplanos a inicios del Siglo XX, cuan diferentes a los que a fines del Siglo XX y a inicios del Siglo XXI, casi cien años después, conocemos y hemos tenido oportunidad de volar o de verlos volar. Que frágiles y cuan pobres en equipamiento eran esas máquinas voladoras con las que los aviadores se hacían al aire y con el que el insigne aviador Jorge Chávez se aventuró, con decisión y valor, a ser el primero en cruzar los Alpes. Que gran coraje la del joven aviador peruano que venció una gran barrera natural y abrió una nueva ruta aérea entre Suiza e Italia, entregando su joven vida al progreso de la aviación mundial.

Habiendo tomado conocimiento de cómo era y que características tenía el avión que había adquirido Jorge Chávez, pasaremos a ver como fue que obtuvo el récord de altura, el 8 de septiembre de 1910, cuando apenas había recibido el avión Bleriot XI con la modificaciones con las que él lo había encargado.

Modelo del avion Bleriot XI

Manual: Descripción Detallada del Monoplano Bleriot XI

Archivo Multimedia: La Travesía de los Alpes

   
  Anterior 2 de 7 Siguiente